Tener casa propia a veces puede sentirse como tener una serie de trabajos adicionales que uno no se acuerda haber aceptado. Incluso podría llegar a sentirse como que la casa es dueño de uno en lugar de uno ser dueño de la casa.

Date un respiro. Despídete de todos esos trabajos adicionales y contrata a Vivint Smart Home para encargarse de ellos por ti.

Obtén más información acerca de cómo Vivint puede simplificar tu experiencia casera a través de tecnología de seguridad del hogar y hogar conectado. Haz clic aquí para verlo.